A pesar del oscuro silencio

Jorge Volpi es el quinto galardonado con el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso, quien nos regala una historia de espejos forzados

FOTO

Llegados al quinto galardonado del Premio Iberoamericano de Letras José Donoso, el lector va comprobando cómo los autores elogiados y las obras escogidas por ellos para la editorial Universidad de Talca, son un reflejo definido de un pedazo importante del continente que habitamos. Una amplia variedad de juegos
escritos para el deleite del buen gusto, la identidad y la memoria.

Jorge Volpi es quien recibe dicho reconocimiento el 2009. Escritor mexicano, perteneciente a la llamada generación del crack, con un amplio recorrido en ensayos y obras de ficción. Pueden hallarse dentro de su producción narrativa títulos de cuentos y novelas y, dentro de las últimas, obras consideradas por el autor como de “media distancia”. Ni novelas ni cuentos, textos narrativos de ficción que oscilan entre las cincuenta y ochenta páginas escritas.

Y es precisamente una de esas obras la que Jorge Volpi decidió, en su momento, compartir con la editorial de la casa de estudios. Se trata de su primera novela publicada en 1993. Una historia que no supera las noventa páginas de extensión y que lleva por título “A pesar del oscuro silencio”. Dicha narración va precedida por un texto denominado “Elogio de la media distancia”. Un apartado que, precisamente, sitúa a los lectores dentro de los parámetros estéticos de las mal llamadas novelas cortas.

“Si un cuento es una dictadura -dice Volpi-, una novela es la anarquía. La media distancia se parece, entonces, a la democracia (o a la oligarquía): un mundo con pocas leyes que, sin embargo, se respetan”.

A pesar del oscuro silencio es una obra que supone, de manera progresiva, la pérdida de identidad del atormentado protagonista. Una historia de espejos (reales o falsos), donde aparecen tres Jorges distintos: Jorge Volpi, autor de la novela; Jorge, narrador de la historia y Jorge Cuesta, poeta mexicano de cuya obra y personalidad, Jorge (el narrador), está obsesionado.

Jorge Cuesta (1903-1942) fue un químico y poeta mexicano a quien -según Jorge, el narrador- atraía intensamente el paso del tiempo y cuya obra científica y literaria trató de resolver, en cierto modo, dicho problema. Primero, según se dice, experimentando con reacciones de enzimas, hasta desarrollar una fórmula que podría suspender la maduración de las frutas. Y en segundo término, a través de una obra poética que tendría como cierre el poema de larga duración “Canto a un dios mineral”.

De Cuesta se dicen muchas cosas. En un ensayo real de Jorge Volpi (parafraseado, además, en la novela por Jorge, el narrador), se dice que fue el más triste de los alquimistas, que su obra poética y científica buscó permanentemente la inmortalidad, que se inyectaba hormonas para alcanzarla y que en esa búsqueda por la unión de los contrarios, sufrió los cambios morfológicos que deseaba. El hermafroditismo, la última condición de quien pudiera, realmente, salirse del tiempo.

Sin embargo, los hechos concretos en la vida de Jorge Cuesta, son el término del Canto a un dios mineral en el momento mismo en que dos enfermeros llegan a buscarlo para llevárselo un sanatorio (para ese entonces Cuesta ya habría practicado en sí mismo la castración). Al poco tiempo, además, se quitaría la vida colgándose con las sábanas de la cama.

Jorge, el narrador, comienza por estudiar la obra del poeta, pero poco a poco irá suplantando los hechos de su vida por los hechos de la vida de Cuesta. Guadalupe Marín, ex esposa de Diego Rivera y última pareja en la vida del científico, irán sustituyendo a Alma (pareja de Jorge, el narrador) y a un director de orquesta de apellido Barrientos, ex pareja de Alma.

Acaso una historia de espejos forzados, un simple alcance de nombres o la evidente locura de la voz narrativa que, sólo en el espacio de la media distancia, alcanza a plantearnos la inquietud de la sustitución. “Se llamaba Jorge (dice Volpi), como yo, y por eso su vida me duele dos veces”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s