Novelas Breves

images

http://issuu.com/diarioelcentro/docs/temas_09-03-2014 (Pág. 2)

Seis novelas breves de siete publicadas por editorial Eterna Cadencia ya han sido despachadas por un nuevo fanático de Onetti. Un libro dedicado especialmente a la producción de novelas cortas del escritor uruguayo, con un prólogo explicativo de Juan José Saer comentando el prodigio de un tipo de narrativa muy en boga durante los años 60, que representaba en sí misma una altísima aspiración estética por su extensión, que permitía desarrollar lo suficiente la trama de las historias condensadas en un número de páginas que no superaban las cien, dejando fuera aquellos elementos puramente decorativos o innecesarios.

Seis novelas breves de siete ya han sido despachadas y la escena perdida no da señal de estar contenida en la obra del uruguayo. Pese a haber acertado en la presunción sobre que el estilo de su narrativa calza perfectamente con el tipo de escena que andamos buscando: Acontecimientos soterrados bajo el flujo de una historia que se deja contar a través de los sentimientos o la experiencia de las sensaciones.

De las seis novelas leídas, dos de ellas descienden a un lenguaje periodístico o, si se quiere, mundano y exclusivamente de acontecimientos. Pero es imposible abandonar la ficción de sus historias, cubiertas todas ellas por un velo de irrealidad emanado del fabuloso pueblo de Santa María, trasunto y conjunción de Buenos Aires y Montevideo.

Parece que las producciones de corta duración estuviesen de regreso, por encima de quienes las acusen de ser pobres novelitas sólo redactadas y no verdaderamente ESCRITAS, como los extensos legajos -que tanto respeto nos inspiran- de los clásicos universales. ¿Pero será un regreso contundente o por lo menos definitivo para dar por sentado el retorno a las formas justas de la narrativa?

Proeza imbatible en las novelas breves de Onetti: En contadas ocasiones, cuando el lenguaje parece que dará un giro hacia la representación de secuencias de acontecimientos concretos, sigue siendo el pueblo de Santa María o la perspectiva de uno de los personajes la que contribuye a dar la nota ficticia, y esa ficción o nebulosa parece que nos estuviera refiriendo los hechos de un sueño; no por lo irracional en el tiempo de la historia, sino porque da énfasis a todo aquello que más importa en la vida: la sensación, el recuerdo imperecedero, la herida de los sentimientos.

Sea que vuelvan o no las novelas de corta duración, la escena perdida sigue sin ser hallada, y la obra del uruguayo permanece abierta al lector compuesta de varias novelas y un número aún mayor de cuentos todavía por descubrir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s